twt logo fb logo google plus logo YouTube
categorías
Diario Perfil: El ojo clínico
Publicada el 2017-10-15
Compartilo:

Habitantes ya sin duda del mendaz siglo XXI, el único consenso posible por estos días es que vivimos tiempos nefastos; y no sólo porque en todo el orbe triunfa el gobierno de los peores –kakistocracia fue el término acuñado por el profesor Michelangelo Bovero– sino porque ante la ausencia de referentes y horizontes promisorios lo que prima es un absoluto desconcierto: provincianos de nuestra propia temporalidad, poco y nada se repara en que también trocamos de milenio: numeralia que anega las huellas de nuestros miedos, como señalara en una obra extraordinaria Georges Duby. De allí que en el presente resulte tan díficil imaginar el futuro, salvo en el caso de la distopía continuada por Denis Villeneuve con Blade Runner 2049, y por ello vivamos en un reciclaje permanente del pasado, este loop eterno que se sueña a sí mismo como una realidad fuera del tiempo. “Ojalá te toque vivir tiempos interesantes”, reza un adagio chino que expresa como eufemismo la realidad de una maldición: sin brújula ante el temporal, se navega a la deriva en un mundo que zozobra.

Lee la nota completa aquí

Boletín de Novedades
¿Querés enterarte antes que nadie de nuestros lanzamientos mes a mes ?
Colaboración Literaria
¿Tenés un blog y escribís sobre literatura?
© Copyright 2005-2017. Editorial Oceano. Derechos Reservados